← Volver al home
← Ver más artículos de esta sección
Conceptos básicos del Sistema Vetiver
Hábitat - Ecología - Cultivo
12 marzo 2011 | Aunque muy apta para condiciones séricas en cultivo, en su hábitat natural, zonas pantanosas en la India se comporta como hidrófila.

  • Aunque muy apta para condiciones séricas en cultivo, en su hábitat natural, zonas pantanosas en la India se comporta como hidrófila.
  • Apta para terrenos tanto secos como pantanosos
  • Aunque prefiere suelos profundos y arenosos se adapta a todo tipo de suelos, incluso pedregosos o rocosos y superficiales o poco profundos.
  • El Vetiver no tolera la sombra muy espesa. A la sombra (superior a un 40%) crece más despacio y es difícil de establecer. Las plantas se recuperan rápidamente cuando se elimina la sombra.
  • En trópicos y sub-trópicos crece mejor por debajo de los 2.000 metros
  • Requerimiento de luz solar: Muy altos, el Vetiver tienen un mecanismo fotosintético C4, igual que los cactus y algunas plantas de zonas secas y muy soleadas.
  • Requerimientos de suelos: acidez - alcalinidad desde muy ácido pH 3 a muy alcalino pH 11. Tolera muy bien metales pesados y tóxicos.
  • Aguas: Se da mejor en condiciones húmedas que secas, aunque una vez desarrollado es capaz de soportar tanto inundaciones como sequías largas y extremas, es por tanto una planta a la vez xerófita e hidrófila. Admite riegos con aguas de prácticamente todo tipo, incluso aguas salobres. El requerimiento de agua es escaso, debido a la extensión del sistema radicular. Se da sin necesidad de riego a partir de 300 mm de precipitaciones anuales y en zonas con una temporada de lluvias de tres meses, aunque el óptimo es a partir de 700 mm. con una distribución de las lluvias más regular.
  • Rango de temperaturas tolerado: desde -15º C (por un corto periodo de tiempo, heladas ocasionales) hasta más de 40º C. No crece cuando la temperatura desciende de 10 ó 15 ºC. El rango óptimo es de unos 20 a 30º C. Son imprescindibles temperaturas altas en verano para un desarrollo rápido.
  • Abono: No es imprescindible pero sí muy aconsejable. Se puede emplear cualquier tipo de abono o fertilizante, natural o sintético. Si se emplea estiércol basta con un kilo por cada metro lineal. Si se emplean fertilizantes químicos o sintéticos basta un kilo por cada diez metros. También son muy aptos los fertilizantes de liberación lenta. El empleo de los abonos incrementa el desarrollo y velocidad de crecimiento en barreras recién establecidas. No hace falta abonar barreras ya establecidas.
  • Rendimiento por hectárea: Hojas hasta 100 toneladas en condiciones propicias (humedad o riegos esporádicos, suelos profundos, aportaciones fertilizantes, sol y temperatura), en zonas desfavorables, secas y pobres produce de 10 a 25 toneladas por hectárea.
  • Capaz de rebrotar rápidamente después de cualquier incidente o catástrofe que pueda afectar a su desarrollo (fuego, sombra, heladas continuas, anegación total, contaminación química severa, sequía o salinidad extrema).
  • En cultivo las plantas o barreras de Vetiver ocupan muy poco espacio y no compiten con otras plantas. Las raíces se extienden sólo unos 50 cm alrededor de la planta. Sólo en casos de aguda sequía puede haber problemas de competencia, pero sólo con plantas de raíces pequeñas que estén plantadas a menos de 0.70 cm del Vetiver. Además las raíces del Vetiver, gracias a la acción de micorrizas con las que están asociadas incrementa de forma significativa el aporte de nitrógeno al suelo.

Fuente: www.agrodesierto.com/vetiver.html

Fotos: una parcela demostrativa con café ecológico y barreras de Vetiver contra la erosión del suelo en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Yanachaga-Chemillen en el ámbito de la Reserva de Biosfera Oxapampa - Ashaninka . Yanesha en la Selva Central de Perú.
Red Vetiver - Perú